Las Ferias

Y, como no, hay que hacer mención a las Ferias de Septiembre de Villarroya que se celebraban los días 17 ,18 y 19 de Septiembre, y partir de la construcción de la Bodega Cooperativa, se continuaba también con el día 20.
El día 17, a primera hora de la mañana, la plaza se vestía de gala, puestos de gentes con sus paradas de ajos, sandías, cuévanos, cestas y otras cosas.

Participantes de las Ferias de Villarroya de la Sierra

Por la mañana, a las 9, durante los tres días, la banda de música ( la más antigua de España) nos despertaba con su alegre Diana, dirigida por el maestro D. MANUEL  ACON.
No faltaba la parada de churros, que montaban una familia de Calatayud, que año tras año no se olvidaban de las fiestas.
El fotógrafo se instalaba en la pared de CHAVARRIA, con gran telón al fondo con paisaje pintado.
A las doce, la banda de música tomaba asiento en el kiosco y nos amenizaba con el concierto, La Alegría de la Huerta, Una Noche en Calatayud, y como no Los Sitios de Zaragoza, etc. Las personas mayores sentadas en la barbacana y bancos colindantes, escuchaban estos conciertos.
A medio día solía haber el “baile vermut” en la Pista de Jesús Martínez y en el Casino Agrícola, y se llevaban a la juventud y algunos más.
Por las tardes, algunos juegos y carreras y algún año toros. Desde luego, si había toros las ferias ganaban mucho en animación de gente, ya que de los pueblos de alrededor y muchos amigos se desplazaban a ver la novillada y alguna vaquilla para los más atrevidos. Algún año había venido la banda musical EL EMPASTRE.

Participantes de las Ferias de Villarroya de la Sierra

De los novilleros también alguno había destacado. El más famoso fue JAIME NOAIN, que llegó a ser matador. Este torero merece especial atención, ya que se casó con una del pueblo. Sus hijos pasaron muchos veranos en el pueblo. Residían en Madrid.
Otros toreros conocidos fueron MELCHOR SORIA, y otro apodado EL BALA.
Una persona muy conocida en el ambiente de los toros era el tío PIQUETES, que se cuidaba de abrir los toriles.
Como digo, los toros animaban las ferias, ya que 8 ó 10 días antes, ya se preparaba la plaza, montando las puertas, entablados y barreras.
También era espectáculo los encierros, ya que antiguamente los traían con los mansos, por los caminos, y claro, pues se oían rumores, de que si estaban en El Vergal, y cuadrillas de jóvenes se desplazaban a ver si los localizaban.
A veces Los traían por la mañana y la plaza se llenaba para ver como eran introducidos en los corrales.
Un año, un toro se escapó, rompiendo la puerta y creo que fue a José Mª Serrano (Rufo) que lo arrastro. No se si hubo alguna desgracia.
Una cosa muy típica era enjaezar las mulillas, para el arrastre de los toros. Collerones con cascabeles, mantas de adornos, y un arreglo muy especial, era el que hacían los esquiladores, ya que sobre las ancas de las mulas, hacían unos dibujos y letras de maravilla.

Participantes de las Ferias de Villarroya de la Sierra

La carne de los toros, era vendida al día siguiente en el pueblo.
Después de los toros, el baile de la Pista era un hervidero, acostumbrados todo el año a bailar con el tocadiscos, esos días había orquesta. Baile al mediodía, por la tarde y por la noche.
En el Casino Agrícola, también había baile, pero únicamente podían ir los socios. Las chicas si podían entrar todas.

Participantes de las Ferias de Villarroya de la Sierra

Hasta los años 1950 y más, fueron personas como sl dijéramos ” la alta sociedad del pueblo” o sea ” los labradores y comerciantes”. Años más tarde se fue abriendo la veda, y con la presentación de un socio viejo, ya te podías hacer socio.
A veces algunas parejas que no  podían entrar, bailaban en la carretera.
Algún año había fuegos artificiales y el último día una pequeña traca.
También era costumbre, que a las 4 ó 5 de la mañana, se formara alguna ronda, que recorrían las calles del pueblo y así se llegaba al final de las ferias.

Participantes de las Ferias de Villarroya

A los pocos días de las ferias, llegaba un fin de semana con nueva fiesta “El Cristo del Consuelo”, tal vez más popular que las ferias. Esta fiesta era pagada por los Cofrades.
La fiesta empezaba el sábado por la tarde, con un pasacalles. Por la noche se celebraba una misa a la que asistían los Cofrades con su vara. A la salida, se dirigían al salón donde se servia un refrigerio. Yo la había llevado algunos años en representación de mi abuelo Vicente.

Participantes de las Ferias

Cada año había un Cofrade Mayor, que era el que celebraba la fiesta especialmente. Los actos que se celebraban, eran como un día de feria. Algún año también había toros.
Al día siguiente se subía a la Virgen.

2 pensamientos en “Las Ferias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s